Liboniel, líder entre los Giraldinos de Manglar

Alrededor de 800 personas laboran en el proyecto Túnel del Toyo entre personal administrativo, de obra y auxiliares, casi 360 de esas personas residen en la zona de influencia. Entre ellos, hay colaboradores que se destacan por su dedicación y liderazgo, Liboniel Campo es uno de ellos.

Es integrante de una cuadrilla ambiental que actualmente cubre diversos frentes de obra ubicados en zona rural del municipio de Giraldo, entre los que se encuentran el Portal

Giraldo del Túnel 17, el puente 12, la vía de acceso y el túnel 15-16. “Sé que esta megaobra traerá desarrollo a todo el país, por eso debemos trabajar bien y hacer las cosas de la mejor manera, para que los cambios que trae consigo el proyecto nos beneficien a todos”, expresa Liboniel.

Se esfuerza diariamente por ser un ejemplo positivo para sus compañeros, no para impresionar a sus superiores. “Mi esposa Berenice es esencial en mi vida, es una mujer única, me da calma y me llena tranquilidad. Ella y mis hijos son mi razón de ser, por eso trabajo para que estén bien, para que no les falte nada y sean personas de bien”, afirma.

Su familia le proporciona la energía y motivación suficiente para trabajar también por su comunidad y por toda una región que le abre las puertas a la productividad y la competitividad.

“El Toyo cambió mi vida 180 grados. Me he adaptado a las circunstancias y a los procesos constructivos, vivo contento y trabajo con orgullo, como debe ser. Estoy convencido que siempre hay que echar para adelante, como lo hacen los grandes proyectos”. La llegada de una obra de esta magnitud significó grandes transformaciones en la vida de Liboniel Campo. Dejó de ser agricultor y comerciante, pero sigue siendo un importante líder social de la zona que cada mañana se pone las botas para ir a trabajar y carga sobre sus hombros la trascendencia de un proyecto que Piensa en Grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *